Nov
06
2020

Sostenibilidad

Aunamos esfuerzos para una inclusión digital

La crisis de la COVID-19 y el confinamiento han puesto de relieve más que nunca la importancia de que todo el mundo pueda disponer de una buena conectividad y acceso a herramientas digitales, tales como ordenadores y dispositivos móviles. La falta de estos elementos no hace sino acentuar el aislamiento y el sentimiento de exclusión de las personas con dificultades.

Para reducir esta brecha digital y minimizar el impacto sanitario, económico y social derivado de la Covid-19, Cellnex ha puesto en marcha distintos proyectos colaborativos en los países donde opera bajo el paraguas de la “Cellnex’s Covid-19 Relief Initiative”, un fondo dotado con 10 millones de euros, 5 millones de los cuales destinados a la investigación médica y 5 millones destinados a proyectos de acción social, especialmente focalizados en los colectivos y personas más frágiles y expuestas, y a facilitar la inclusión digital.

En Francia, la compañía trabajará los dos próximos años con Emmaüs Connect por la inclusión digital de los colectivos más vulnerables.

Esta colaboración, que engloba tanto apoyo financiero, como humano y material, también prevé acciones específicas como la organización de 100 talleres de iniciación a la informática, la tableta o el teléfono móvil; la puesta en marcha de 100 servicios de asistencia para “conectarse”; el apoyo a 100 beneficiarios a través de un programa educativo y la participación en la apertura de un nuevo punto de acogida.

Además, los profesionales del Grupo en Francia podrán participar si lo desean, en actividades de voluntariado y mentoría, poniendo sus competencias al servicio de las personas a las que acompaña  Emmaüs Connect.

En palabras de Vincent Cuvillier, director general de Cellnex en Francia: “Para nosotros es un proyecto a largo plazo. Es nuestra forma de aportar nuestro grano de arena a favor de la inclusión digital”.

Para Guillaume Alexandre Collin, presidente de Emmaüs Connect: “El apoyo de Cellnex a Emmaüs Connect es fundamental. Nos permitirá desarrollar nuevas iniciativas que ayudarán a reducir la exclusión digital en Francia, como por ejemplo la recogida y distribución de equipos a los más vulnerables, la organización de cientos de talleres de iniciación o incluso la creación de nuevos itinerarios pedagógicos”.

Compartir