Sep
02
2019

Innovación

Un “bombero virtual” para luchar contra los incendios forestales

Un dron con cámara térmica, una red 5G, geolocalización de efectivos y ocho meses de desarrollo para el primer “bombero virtual” testado para luchar contra los incendios forestales.

España es uno de los países del mundo más afectados por los incendios forestales, un problema que, lejos de remitir, amenaza con hacerse más intenso como consecuencia de los efectos del cambio climático. En el “Annus horribilis” de 2012 ardieron en el país 217.000 hectáreas en casi 16.000 incendios, según las estadísticas oficiales. Imagínense una desoladora extensión calcinada equivalente a toda la provincia de Vizcaya en el que es el segundo destino turístico del mundo.

Mientras las autoridades regionales y nacionales trabajan y tratan de colaborar en una gestión forestal y unos planes de prevención más efectivos, las nuevas tecnologías y el despliegue de redes de gran capacidad permiten testar soluciones que pueden contribuir decisivamente a atajar tamaño problema.

Cellnex, SITEP, Grupo MASMOVIL y la Mobile World Capital en el marco de la iniciativa 5G Barcelona han desarrollado un piloto que, aprovechando la tecnología 5G y el uso de un dron de última generación dotado de cámaras termográficas, promete convertirse en un efectivo virtual de lo más real  para los cuerpos de seguridad y emergencias.

La iniciativa incluye elementos esenciales en geolocalización, entre ellos un innovador sistema de banda ultra estrecha (SigFox) que geolocaliza con precisión los efectivos desplegados en el incendio (bomberos, policías, vehículos…) para optimizar y coordinar remotamente los recursos y un sofisticado “mapa de calor” que permite gestionar en tiempo real las distintas fases del incendio.

La geolocalización de las zonas calientes, así como de los efectivos en campo, es fundamental. El responsable de la misión debe poder ver de forma fácil e intuitiva dónde está su equipo sobre el terreno y dónde están las zonas de más alta temperatura, para tomar las mejores decisiones en el menor tiempo posible”, explica Manu Cañete, responsable de desarrollo de nuevos productos y servicios de Cellnex Telecom y una de las mentes detrás de esta iniciativa.

Gracias a su capacidad para evaluar grandes áreas de manera rápida, los drones son una herramienta vital en tareas de reconocimiento, vigilancia y control de incendios. Este proyecto -en el que el dron tipo “mini-helicóptero” escogido cuenta con sensores térmicos, sistemas de posicionamiento, una autonomía de más de tres horas gracias a su motor de combustión, y hasta 13 kilos de capacidad de carga- utiliza una red privada de banda ancha dedicada en exclusiva a la gestión de emergencias que permite visualizar de forma precisa la ubicación del incendio y quiénes trabajan en extinguirlo para mejorar la gestión de la emergencia.

Gracias a su elevada autonomía, el dron puede cubrir grandes áreas sin necesidad de repostar y su alta capacidad de carga nos ha permitido equiparlo con cámara térmica y óptica de alta resolución simultáneamente, además de los sistemas de comunicación y capacidad de procesado a bordo. Todo ello deja abiertas grandes posibilidades para incorporar nuevas funcionalidades en el futuro”, señala Cañete.

A través de la red de internet de las cosas, óptima y muy segura para la transmisión de mensajes cortos (posición de objetos o cosas), se envía la posición y el movimiento de los efectivos desplegados en el área gracias a un pequeños ispositivo emisor, compuesto básicamente por un GPS y una batería de larga duración, que envía a la estación la posición de los efectivos. Esta tecnología, combinada con la geolocalización exacta del incendio, los mapas de calor o las poblaciones próximas, permiten una gestión más ágil de los recursos.

En su fase inicial, el proyecto se ha centrado en el control y seguimiento del perímetro extinto del incendio, señalando la localización de los focos de calor y facilitando un plan de actuación para evitar que el fuego se reavive.

El piloto ha estado muy pensado teniendo en cuenta los usuarios finales de estos servicios, los bomberos y servicios forestales, para tratar de mitigar los quebraderos de cabeza que todavía quedan cuando acaba el fuego. Una vez que se declara finalizado, queda una fase menos llamativa pero muy importante durante horas y a veces días, relativa a la posible reavivación del fuego (…) es un trabajo protocolario, a veces peligroso, menos vistoso si quieres, pero que requiere estar muchas horas en ocasiones para nada (…) este sistema permite liberar personal para descanso u otras labores, con un mensaje instantáneo si es precisa una nueva intervención humana”, explica.

El objetivo en las fases posteriores es extender el experimento a la prevención y detección, dando respuesta a problemas reales para los profesionales que intervienen en combatir los incendios, con el uso de tecnologías que incluyen la inteligencia artificial o la realidad aumentada.

 

Red de Seguridad

En el país que tiene las dos mayores redes de fibra de toda Europa gracias a un despliegue envidiado por países que en otro tiempo fueron líderes de la industria, es fácil de entender que el proyecto cuente con la participación de 5G Barcelona, una iniciativa impulsada por la Generalitat de Catalunya, el Ayuntamiento de Barcelona o Mobile World Capital Barcelona, entre otros, con la intención de convertir la Ciudad Condal en un Hub digital de 5G de referencia en Europa.

Este tipo de proyecto es un claro ejemplo del potencial de la tecnología 5G para ayudar a mejorar la calidad de vida en la ciudad”, dijo en la presentación de la iniciativa el CEO de Mobile World Capital Barcelona, Carlos Grau.

La red 5G privada dedicada en el proyecto, que utiliza una frecuencia licenciada de 2,6 GHz, permite distribuir vídeo en tiempo real con una baja latencia en la transmisión de órdenes, que pueden ser atendidas instantáneamente y una alta fiabilidad y robustez frente a posibles interferencias externas. Otra de las claves del proyecto es el uso del edge computing, un sistema que permite procesar los datos localmente para añadir información útil en la gestión de la extinción del incendio (referencias geográficas de las imágenes, adición de escalas de temperatura ajustables) antes del envío a través de la red de comunicaciones para su distribución en tiempo real a los usuarios finales.

Las redes privadas que se vienen utilizando exclusivamente para emergencias no tienen el ancho de banda suficiente para transmitir video en tiempo real y las redes comerciales no pueden garantizar la disponibilidad de servicio en casos de emergencia. La red 5G desplegada permite ambas cosas: garantizar la disponibilidad y proporcionar el ancho de banda suficiente. La utilización del edge computing (procesado local) permite reducir el tiempo de respuesta del sistema y evita sobrecargar las redes de datos al no tener que enviar información a un centro de procesado remoto”, resume Cañete.

Muchas horas dedicadas a la planificación, el desarrollo, la instalación y la verificación del sistemajunto con una inversión compartida por un consorcio en el que cada socio ha cubierto los costes de implementación de sus contribuciones están detrás de este proyecto con fines sociales que ilusiona a las instituciones emprendedoras.

El piloto se ha desarrollado en un periodo de 8 meses, desde que surgió la idea, hasta conformar el consorcio para llevarla a cabo, desplegar el sistema y realizar las pruebas de validación”, señala el responsable de nuevos productos de Cellnex. “El equipo multidisciplinar incluye expertos en cartografía, en planificación de redes móviles, en redes de comunicaciones IP, pilotos de aeronaves y desarrolladores de software”.

Aunque hay diversas iniciativas internacionales de uso de la IA y las tecnología para aportar soluciones a un problema mundial, este piloto cuenta con características que lo hacen único.

Las noticias (de otras iniciativas) que tenemos hasta el momento corresponden a drones que captan imágenes térmicas y ópticas y las transmiten al control central. No tenemos noticias de otros sistemas que realicen la orto-corrección y la geo-referenciación de las imágenes en tiempo real, así como la geolocalización de los efectivos en campo”.

Finalizada la fase piloto, validado el sistema y la tecnología, el proyecto va a iniciar ahora la fase de industrialización, de nuevo en estrecha colaboración con los usuarios a los que va dirigido el sistema.

Quién sabe si en el proceso de aprendizaje y procesado de datos, este pionero piloto forestal acabará desarrollando capacidades emocionales que nos permitan dibujar un mapa de calor sobre la intensidad de las atrocidades forestales o las motivaciones de estos desastres demasiadas veces provocados. De momento, no tiene lagrimales, pero nunca se sabe.

 

Carlos Ruano

Fundador de Newsbub (Google Partner). Ex redactor jefe de Reuters en España.

Compartir