Feb
10
2020

Sostenibilidad

Conectividad para reducir la brecha digital y favorecer la inclusión

Evitar que el acceso a Internet se convierta en un elemento adicional que amplifique el riesgo de exclusión social y poner la tecnología, y sus múltiples aplicaciones, al servicio de las personas, especialmente de las que puedan estar en situación de vulnerabilidad. Este es el principal objetivo del nuevo proyecto que han puesto en marcha la Fundació Hàbitat3 y Cellnex Telecom para dotar de conectividad las viviendas sociales que se construirán en la Llar Casa Bloc en el barrio de Sant Andreu de Barcelona.

Cellnex dotará de conectividad de Internet de las Cosas (IoT) y sensorizará estas viviendas sociales, facilitando así la monitorización de los consumos energéticos o aspectos relacionados con el confort de las personas que vivirán en estos hogares. La compañía también dotará Casa Bloc de la infraestructura de conectividad necesaria para que todos los hogares dispongan de conexión a Internet (wi-fi).

La antigua residencia de la Casa Bloc fue cedida a la Fundació Hàbitat3 por parte de la Agència de l’Habitatge de Catalunya, en el año 2016, con el objetivo de destinarla a alojamiento social. La Fundació Hàbitat3 está a punto de iniciar las obras de rehabilitación transformando la residencia en 17 viviendas de alquiler social para adaptarla a las necesidades de alojamiento de personas atendidas por entidades sociales de la Taula del Tercer Sector o para personas en situación de emergencia social atendidas por los servicios sociales del Ayuntamiento de Barcelona. Vivirán unas 45 personas, con problemas de salud mental y / o adicciones, o sin hogar, o en situación de exclusión residencial. La gestión de las viviendas, una vez finalizadas, irá también a cargo de la Fundació Hàbitat3.

La presidenta de la Fundació Hàbitat3, Carme Trilla ha resaltado que “alianzas como la de Cellnex nos permiten empoderar a las personas que viven en las viviendas que gestionamos facilitándoles una mayor autonomía“.

Por parte de Cellnex su director de Asuntos Públicos y Corporativos, Toni Brunet, ha puesto de manifiesto que “este proyecto es una nueva prueba de cómo la tecnología puede contribuir a la mejora de la calidad de vida de las personas. Y de cómo la conectividad, un servicio que se ha convertido básico en la sociedad digital en la que vivimos, puede convertirse en un factor inclusivo para las personas que se encuentren en situaciones de vulnerabilidad. Estamos muy satisfechos de trabajar con Hábitat 3 en este proyecto emblemático y de poder colaborar para hacerlo posible“.

Este es el segundo proyecto en el que la Fundació Hàbitat3 y Cellnex trabajan juntos para dotar de conectividad la vivienda social. En diciembre de 2017 impulsaron la primera prueba piloto en este ámbito conjuntamente con otras Fundaciones integradas a la Taula del Tercer Sector Social de Cataluña, en el marco del proyecto m4Social. El proyecto se amplió en 2019 fruto de los buenos resultados obtenidos en cuanto al confort ambiental de las viviendas, la minimización del gasto energético y la anticipación y resolución de incidencias.

Compartir