May
19
2021

Actividad

Edzcom, una visión para el impulso de la industria 4.0

El mercado de redes privadas rondará los 40.000 millones de euros en 2025

La digitalización está configurando un ecosistema perfecto para la reinvención de los procesos productivos en lo que algunos llaman la cuarta revolución industrial o la industria 4.0.

El uso de redes inalámbricas de conectividad privada es hoy una realidad que permite a las empresas agilizar sus procesos, mejorar sus márgenes, seguridad y rendimiento y al mismo tiempo facilita una fuente de conocimiento para la búsqueda de soluciones escalables y visión de futuro.

Según datos de Reportlinker, el mercado mundial de redes privadas virtuales ascendía en 2020 a 21.364 millones de euros y crecerá hasta cerca de 40.000 millones a finales de 2025.

En este nicho opera Edzcom, una compañía de Cellnex, originaria de Finlandia, especializada en el desarrollo y operación de redes privadas LTE en entornos industriales como puertos, aeropuertos, plantas de producción robotizadas o minas para impulsar la seguridad y la eficiencia mediante soluciones de conectividad entre equipos, personas e infraestructuras en una única red.

El gestor de infraestructuras de telecomunicaciones Cellnex vio el potencial y la complementariedad de la compañía en una actividad clave para el ecosistema del 5G y la integró en su negocio a mediados de 2020 con la idea de replicar la actividad en los 12 países en los que opera.

“El impacto de la adquisición de Cellnex es enorme”, explica en una entrevista Mikko Uusitalo, director general de Edzcom y General Manager de Mission Critical & Private Networks de Cellnex Telecom. “Antes nos centrábamos sobre todo en Finlandia, y un poco en Suecia, y la adquisición es una oportunidad de escala masiva”.

Con sus 30 empleados, asegura que está preparada para liderar el proceso de digitalización privada en Europa aprovechando las sinergias, conocimiento y potencia de fuego que aporta Cellnex.

“Ahora mismo somos los más grandes de Europa y queremos seguir así y expandirnos. Queremos seguir siendo líderes. No hay un segundo puesto en esta carrera”, sentencia.

La mayoría de las redes inalámbricas privadas actuales se basan en tecnología 4G, pero el despliegue de la quinta generación está detrás de la explosión prevista ya que por velocidad y baja latencia abrirá nuevos horizontes ligados a la robotización y análisis de procesos y a los modelos digital twin, que combinan los mundos físico y virtual.

“El catalizador de este mercado es la digitalización en un momento en el que todo se vuelve digital. Los principales principios impulsores son muy sencillos: la seguridad y la protección operativa para los empleados; la conectividad, que puede desempeñar un papel muy importante y está directamente vinculada a nuevas fuentes de ingresos para el crecimiento; y la eficiencia que genera la tecnología impulsada por los procesos automatizados”.

Las soluciones de Edzcom han probado su efectividad en términos tanto de seguridad como de eficiencia en base al mismo denominador: una conectividad sin fisuras.

“Aunque parezca sencillo, la conectividad es el mejor caso de uso y marca una diferencia definitiva en el resultado. Los clientes con los que trabajamos necesitan una conectividad precisa en todo momento. Las redes privadas deben colocarse de forma que se garantice que siempre funcionarán independientemente del arnés del entorno en el que se sitúen”.

Desde una revolucionaria digitalización de los servicios portuarios más próximos al Polo Norte hasta la primera red privada 4G de la industria química para BASF, en los últimos siete años Edzcom ha instaurado más de 32 soluciones de red con aplicaciones tan disruptivas como el uso de la realidad aumentada o la robotización del transporte.

“Las fábricas, puertos o instalaciones en las que hemos trabajado han pasado de una estructura estática a una dinámica con una adaptación muy rápida a los cambios y operatividad 24/7”.

La empresa ha trabajado con clientes en los sectores de logística, manufactura, minería, transporte o energía en cuatro países, aunque ya ha empezado a trabajar en operaciones en otros países, ganando experiencia de la mano de socios especialistas en sus campos que han aportado conocimiento y ampliado su visión sobre el negocio.

Entre los últimos proyectos anunciados, Edzcom desplegará una red inalámbrica privada 5G independiente (SA) para apoyar el trabajo de I+D avanzado de Konecranes. La red 5G permitirá a Konecranes investigar y desarrollar soluciones de fábrica y puerto digitalizadas que aprovechen el gran ancho de banda y la baja latencia de 5G para aumentar la productividad y mejorar la eficiencia y la seguridad. Para el circuito de carreras automovilísticas de Kymiring, Edzcom construirá una innovadora red inalámbrica privada para permitir que el público de todo el mundo disfrute de un tipo de experiencia totalmente nueva aprovechando los servicios de red 5G. La capacidad y la velocidad de la red permitirán unas técnicas de televisión sin precedentes para el deporte del motor.

“Esta industria es compleja y tiene muchos componentes, por lo que tenemos que trabajar con socios. Nuestra estrategia es trabajar con socios que sean los mejores en su campo como Nokia, Athonet, Streamwide, Signal partners, Lenovo e Intel. No estamos atados a un solo proveedor y cuando buscamos socios, buscamos empresas que tengan la misma estrategia que nosotros. Tenemos proveedores especializados en sectores industriales diferentes de forma que probamos alternativas diferentes que nos permiten avanzar juntos”.

El bien común y el espectro

El uso de las redes privadas tiene un efecto dinamizador de las economías globales y nadie duda que la digitalización es vital para el impulso de nuevos modelos económicos.

No en vano, las históricas y multimillonarias ayudas del Plan Europeo de Recuperación tienen muy en cuenta este aspecto y reservan al capítulo Single market, innovation and digital una dotación de más de 143.000 millones de euros.

El desarrollo del 5G y sus infraestructuras abren un mundo de nuevas aplicaciones para mejorar tanto los procesos industriales como su efecto medioambiental, pero es indispensable que el entorno normativo esté adaptado a la innovación.

Desde el punto de vista del espectro, la industria 4.0 demanda una carretera reservada en exclusiva en la que poder realizar pruebas de velocidad, transitar con la seguridad de no encontrar atascos o disponer de sus propios semáforos.

“El espectro es una parte fundamental en el despliegue efectivo del 5G. Cada vez más nuestros clientes, las empresas, piden a los reguladores que pongan una parte del espectro a disposición de la industria”, explica Uusitalo. “El espectro es necesario para construir redes de calidad y las industrias lo exigen cada vez más”.

En Europa actualmente, Alemania, Francia, Reino Unido y Finlandia ya tienen espectro específicamente destinado a la industria con costes razonables y el debate sobre una reserva de espectro que pueda ser gestionado directamente por las empresas está en plena efervescencia en estos momentos.

“Hay un debate abierto y es muy importante avanzar en este sentido. Creo que en un futuro cercano habrá espectro disponible a costes razonables para la industria en todos los países europeos y eso es una gran oportunidad para nosotros”.

 

Carlos Ruano

Periodista y fundador de Newsbub

Compartir