Sep
13
2021

Sostenibilidad

La conectividad como derecho universal, el objetivo de la nueva Fundación Cellnex

“Nuestro objetivo es impulsar la conectividad como un derecho universal”, sentencia Lluís Deulofeu cuando le preguntamos en una entrevista por la razón de ser de la recién nacida Fundación Cellnex que preside.

En estos tiempos marcados por la Covid, Internet se ha convertido en la solución a muchos problemas planteados por la pandemia que han redefinido la comunicación remota, desde el cierre de escuelas y compañías a la teleasistencia médica o atención administrativa.

Desgraciadamente, esta ola ha incidido en las desigualdades y puesto de manifiesto la necesidad de avanzar en la digitalización como garante del equilibrio social y económico.

Según la UNESCO, solo el 55% de los hogares del mundo tiene conexión a Internet, un dato que pone de manifiesto la importancia de combatir la brecha digital, definida por la diferencia en acceso y conocimientos de uso de las nuevas tecnologías.

“La Fundación quiere aprovechar nuestra especialización en telecomunicaciones para transformar y ayudar a la sociedad con algo tan básico como el acceso a las comunicaciones y la educación en tecnología”, señala el presidente de la Fundación, miembro del equipo fundador del mayor operador de infraestructuras de telecomunicaciones inalámbricas de Europa.

Tres de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU para transformar el mundo se refieren a la reducción de la brecha digital mediante la educación, la construcción de infraestructuras resilientes y la innovación.

“Nuestra misión y nuestros valores como empresa están alineados con los ODS. Desde nuestra constitución hemos contado con un amplio programa de RSC (Responsabilidad Social Corporativa) o ASG (Medio Ambiente, Social y Gobernanza) para identificar y canalizar nuestro propósito. La Fundación va a ser una expresión muy concreta y ambiciosa a la vez de la política de la empresa en materia social”, explica Deulofeu, que, entre otras responsabilidades ha sido Viceconsejero Delegado de Cellnex hasta hace unos meses.

Inicialmente la Fundación centrará sus proyectos en España con la idea de ampliar su actividad progresivamente a los 12 países en los que opera la compañía.

Lluís Deulofeu, presidente de la Fundación Cellnex.

 

El conocimiento como elemento básico

Refiriéndose al caso concreto de España, Deulofeu comenta que pese a las mejoras de cobertura de los últimos años y a su situación privilegiada en el mapa mundial, en el país según el INE todavía quedan 1.000.000 hogares sin acceso a internet de calidad y el 19 por ciento de las familias no tiene ordenador. El equipamiento, las dificultades orográficas y la escasa rentabilidad de infraestructuras para mejorar las coberturas en zonas rurales y de baja densidad de población podrían mitigarse gracias a los programas de ayuda de la UE para la digitalización, pero la implicación privada es fundamental.

“El modelo de rentabilidad clásico no funciona. Uno de nuestros proyectos, vinculados al proceso de los fondos de recuperación del programa europeo NGEU, se basa en un análisis de zonas en España donde la conectividad es muy baja o prácticamente nula y definir un plan de acción que permita el acceso de la banda ancha móvil al conjunto del territorio y de la población con independencia de su localización. Ha habido pruebas con satélites pero no han acabado de funcionar, hay que buscar soluciones más fáciles y económicas que requieren del esfuerzo común de los sectores público y privado”.

Otra brecha menos comentada pero muy relevante tiene que ver con el conocimiento básico de internet. Según los datos del INE, en el 2020 de la Pandemia, más de un 20 por ciento de los españoles no buscó información en internet ni usó el correo electrónico y casi un 40 por ciento no utilizó la banca digital.

“La formación en tecnología es una necesidad de primer orden”, explica Lluís Deulofeu que ha colocado bajo el paraguas de la Fundación el programa “Youth Challenge” de Cellnex para evitar el abandono escolar, facilitar la inclusión laboral y fomentar vocaciones TIC (Tecnologías de la Información y Comunicación ).

Apoyada en el voluntariado corporativo, la iniciativa concluyó con éxito su segunda edición el curso pasado y ha extendido su ámbito de actuación  para convertirse en el primer programa internacional con presencia prevista en seis países a finales de este año.

En colaboración con la organización internacional Code.org y con la Fundación Princesa de Girona, pondrá en marcha un ambicioso proyecto de formación para jóvenes en materia de computación ante los retos laborales y económicos que plantea la nueva revolución industrial.

Queremos dar a los jóvenes la capacidad de adaptarse a una realidad que es inminente y estamos trabajando en un proyecto de formación en programación, la base del futuro. Queremos formar a los profesores y trasladarlo a los jóvenes con bootcamps en vacaciones para enseñarles cuestiones básicas de programación y ayudarles en la transformación que viene”.

“No nos damos cuenta de la cantidad de profesiones que se van a transformar… pero la programación de un coche conectado o la Inteligencia artificial necesitará siempre del talento de las personas y excelentes profesionales”

Al igual que en el Youth Challenge, el voluntariado es vital en los programas de formación y mentorización que tiene previsto encarar la Fundación. “La experiencia con el Youth Challenge puso de manifiesto el interés de los empleados en este tipo de proyectos, creando vínculos emocionales muy fuertes y orgullo de pertenencia. Para estos nuevos proyectos pedimos también voluntarios senior entre el colectivo de prejubilados y jubilados de la empresa y se han ofrecido más de 100 personas. La recepción en el ámbito de la empresa ha sido magnífica”.

La innovación con impacto social constituye otro de los pilares para impulsar la igualdad en telecomunicaciones. En este caso la Fundación Cellnex ha lanzado el proyecto “Cellnex Bridge”.

Se trata de un programa de aceleración para startups que, en colaboración con dos empresas expertas en emprendimiento, busca el contenido social de la innovación. Labores de mentorización y una dotación económica se unirán en una experiencia que aportará a Cellnex conocimiento y tendencias por su contacto con “jóvenes innovadores”.

 

Potencia de fuego y propósito común

“Ya estamos trabajando muy intensamente en otros proyectos. Estamos creando alianzas con otras fundaciones (…) que trabajan en ámbitos de interés común en los que podemos unir fuerzas y capacidades y desarrollar proyectos cooperativos” reconoce Lluís Deulofeu en relación con el efecto llamada que ha producido la el anuncio de la puesta en marcha de la Fundación.

“Hay toda una serie de organismos con los que podemos trabajar en otros proyectos para presentar una oferta mucho más global”.

Entre los planes de colaboración con otras entidades en los que pueden aumentar la potencia de fuego por la confluencia de conocimientos y capacidad de financiación, Deulofeu nos habla de un proyecto en marcha para impulsar la conectividad en las emblemáticas colonias textiles catalanas de los siglos XIX y XX.

“Estamos trabajando en un proyecto en una pequeña localidad cercana a Barcelona que tiene una serie de colonias que se crearon al hilo del auge de la industria textil, un patrimonio fantástico que queremos relanzar como parte de un proyecto piloto. Nosotros podemos llegar con fibra óptica, o sistemas de radioenlace que faciliten la conectividad, pero hay muchas otras cosas que hacer para garantizar la habitabilidad y el futuro de estas comunidades, en las que pueden entrar en juego otras fundaciones u organismos que aporten iniciativas en el ámbito de la sostenibilidad energética y medioambiental, de emprendimiento para dinamizar la actividad económica, del voluntariado vinculado a la integración de colectivos en riesgo de exclusión, etc.”

“Vamos a intentar hacer proyectos en los cuales nosotros podemos ser catalizadores de un nuevo ecosistema pero que va a precisar de la colaboración de otras instituciones para hacer viables los proyectos”.

 

Carlos Ruano

Periodista y fundador de Newsbub

Compartir