Dec
16
2021

Sostenibilidad

Nuevas oficinas que derriban muros y eliminan anclas

Una nueva sede para el smart working

Las oficinas tradicionales son cosa del pasado. Testigos de excepción del uso masivo de la conectividad en la dinámica de teletrabajo que impuso la pandemia. En Cellnex lo tienen claro.

El término anglosajón smart es el más repetido en la entrevista que realizamos a dos de los principales responsables del diseño de la nueva sede de Cellnex en Barcelona en el emergente centro de negocios BcnFira District.

Esa inteligencia a la que se refieren tiene que ver con la innovación, los usos y capacidades de las nuevas oficinas centrales del operador de infraestructuras de telecomunicaciones, pero también con una nueva forma de entender el entorno laboral potenciando la colaboración, el rendimiento y las oportunidades mediante una aproximación de las personas y la eliminación de usos o barreras.

“Hemos creado un lugar donde los equipos pueden colaborar y compartir sus experiencias. Un lugar que facilita el rendimiento de las personas y fomenta un entorno de trabajo cohesionado”, resume Laia Bernà Gironès, arquitecta y Global Workplace Manager en Cellnex.

Las nuevas oficinas ocupan aproximadamente la misma superficie que la sede actual pero su concepción parte de premisas y tiene objetivos muy diferentes que buscan mejorar la experiencia de sus profesionales y clientes.

La nueva sede, conceptualizada sobre espacios abiertos, luminosos y versátiles, refleja fielmente los valores y la imagen de Cellnex además de dar fe de sus compromisos con la diversidad y los criterios de ESG. El inmueble en el que se alojan las nuevas oficinas cuenta con las certificaciones Well (confort y bienestar de los usuarios) y Breeam (sostenibilidad de la construcción). La empresa, que utiliza energía 100% verde en este espacio, busca la máxima calificación “Platinum” en Well y el sello Leed sobre sostenibilidad de sus interiores. Con mejoras en la movilidad por su ubicación, el edificio ofrece cargadores eléctricos para vehículos y espacios para aparcar bicis y patinetes eléctricos.

El estreno del nuevo edificio coincide en el tiempo con el proyecto “smart working” que la compañía ha instaurado en base a tres pilares fundamentales: Empoderamiento, efectividad y colaboración.

La mayor parte de las nuevas oficinas, diseñadas para contribuir a este modelo Smart Working, está compuesto por plantas estándares en las que prima la versatilidad de uso, con escritorios compartidos y multitud de zonas colaborativas más abiertas a la cohesión y la convergencia de pensamientos. “Estas plantas nos dan una flexibilidad que no teníamos. El desk sharing nos permite ir absorbiendo el crecimiento futuro de la compañía”, explica Laia. “Buscábamos un equilibrio entre puestos de trabajo individual y espacios de colaboración, que hemos potenciado incorporando zonas más informales para reuniones espontáneas y para fomentar la colaboración entre equipos”.

Todo ello, con un “look and feel” acorde con los valores de la empresa y el uso de tonos neutros que fomentan la concentración y el equilibrio en entornos agradables.

“Me siento excepcional y supongo que me siento como es Cellnex como empresa, me encanta que se haya pensado también en nosotros” explicaba el primer día en el nuevo espacio Beatriz Mingorance, EHS-Q Project Manager de Cellnex.

Una de las características fundamentales para desarrollar el talento y promover la innovación es que el nuevo edificio elimina las jerarquías en relación a los puestos de trabajo. “Se acabaron los despachos. No hay espacios cerrados para nadie. Sólo en la zona de presidencia y la planta más pública con espacios de reuniones para atender visitas de clientes y proveedores”, explica Laia.

En el diseño de las nuevas oficinas, el equipo de Laia ha trabajado estrechamente con el de IT para dotar a los espacios de herramientas que faciliten los objetivos pero sin que la tecnología predomine sobre los ambientes.

“Hemos optado por un diseño que busca mejorar la experiencia de usuario simplificando la conectividad, de forma que con un solo clic puedas conectarte en cualquiera de los espacios y utilizar todos sus elementos colaborativos, ya sea conectado o por wifi ”, explica Miguel Ángel Gil Castilla, Arquitecto IT en Cellnex.

Según van llegando a las nuevas oficinas, los trabajadores reciben el kit Smart Workplace compuesto, entre otros, por un teclado y ratón inalámbricos y una mochila. “Los profesionales ya no tienen su mesa, su extensión de teléfono o su escritorio. Uno de los ejes del proyecto es ‘your workplace is where you are’ y con el sistema implementado hemos eliminado las anclas”.

En los espacios colaborativos se han incluido pizarras interactivas de fácil utilización y cuyo contenido puede ser compartido en el momento, y a través de una aplicación, utilizable desde cualquier plataforma, el usuario puede gestionar todos los espacios e instalaciones (reservas de mesas, salas de reuniones, aparcamiento, comedor…) y recibir feedback sobre el uso, necesidades o incidencias.

En paralelo y en colaboración con el departamento de Smart Building, se han integrado soluciones propias de Internet de las Cosas (IoT) para gestionar de forma más inteligente y eficiente la climatización o la ocupación de espacios.

En definitiva un nuevo modelo de Smart Workplace y Smart Working que la compañía está desplegando en todos los países en los que opera con el objetivo de derribar muros y eliminar anclas para hacer del trabajo flexible, eficiente y colaborativo “estés donde estés” uno de los pilares de su crecimiento.

 

Carlos Ruano

Periodista y fundador de Newsbub

Compartir