Feb
21
2020

Actividad

Omtel salta a las grandes ligas con la integración en Cellnex

Portugal se convierte en el octavo país europeo en el que Cellnex está presente.

Como si de una partida de Risk se tratase, Cellnex ha coloreado con los tres pantones utilizados en su logotipo su octavo territorio europeo: Portugal. Y haciendo honor a su historia de crecimiento inorgánico, lo ha hecho con la compra del principal operador de infraestructuras del país, Omtel, por un valor de empresa de 800 millones de euros. La joven empresa portuguesa posee alrededor del 25 por ciento de los emplazamientos del país y cuenta con un contrato a 20 años con el principal operador de telecomunicaciones luso, MEO (la antigua Portugal Telecom).

Para Cellnex, la adquisición es coherente con unos planes de crecimiento en los que Portugal requería su presencia por sinergias y proximidad pero ¿y para Omtel?, una compañía que empezó a andar en septiembre de 2018 sin empleados pero con un importante proyecto de valor en un sector en plena expansión.

Nuno Carvalhosa, Managing Director de Omtel

Creo que la adquisición responde al interés de un país en el que Cellnex quería estar de forma natural y también supone el reconocimiento de una gran empresa y un gran equipo que hemos construido en menos de un año y medio”, explica el Managing Director de Omtel, Nuno Carvalhosa. El ejecutivo se incorporó a la empresa en 2018 cuando un consorcio con Morgan Stanley Infrastructure Partners y Horizon Equity Partners se hizo con el control del negocio de las torres del principal operador de telecomunicaciones de Portugal que, hasta la entrada de Cellnex, todavía conservaba una participación del 25 por ciento a través de Altice, el accionista de MEO. “La adquisición y integración en Cellnex trae también el beneficio de permitirnos crecer de una manera independiente más allá de cualquier duda”.

Pero la adquisición, que incluye el compromiso de pasar de los 3.000 emplazamientos actuales a un mínimo de 3.400 en cinco años, supone la integración de Omtel en un grupo internacional que permitirá diversificar producto y clientes. En previsión de las necesidades del mercado luso y el futuro despliegue del 5G, Cellnex estima que la cifra de nuevos emplazamientos podría completarse con otros 350 puntos adicionales.

El gobierno portugués tiene previsto iniciar en abril el proceso de subasta de las licencias de la nueva generación de telefonía 5G que serán entregadas a los operadores previsiblemente entre julio y agosto.

La adquisición sobre todo nos permitirá crecer en más terrenos comerciales y abrirnos a medida que podemos atender a otro tipo de clientes ya establecidos, por ejemplo proveedores de IoT ”.

Actualmente la antigua Portugal Telecom es el cliente de referencia de Omtel, con un contrato comprometido al menos hasta 2038 que garantiza una generación de ingresos que, tras la adquisición de Cellnex, podrá traer más retorno.

Mis expectativas son que la adquisición también tendrá un impacto positivo en nuestra rentabilidad, principalmente porque ahora somos parte de un grupo internacional y existe un cierto nivel de agrupación de las actividades en los diferentes lugares. Podemos mejorar nuestros ingresos brutos pero también la rentabilidad”.

En cuanto al equipo Carvalhosa, destaca que “venimos de una organización muy eficiente. Es algo de lo que estoy muy orgulloso, tenemos un equipo de muy alta calidad con personas con mucha experiencia en telecomunicaciones y otros sectores y que prácticamente cumple con la paridad de género. Desde que me incorporé en solitario a la empresa fuimos adaptando la estructura para que fuera coherente con las circunstancias que teníamos por delante. Ahora la adaptamos para enfrentamos al reto de formar parte de un grupo internacional y poder contribuir al éxito de Cellnex”.

 

Un backlog de 38.000 millones de euros

Cellnex, que salió a bolsa en 2015 con una capitalización de 3.200 millones de euros, ha invertido desde entonces en adquisiciones o construcción de emplazamientos 13.000 millones de euros en un plan muy bien acogido por la comunidad inversora y sus accionistas. Su valor, apoyado también en ampliaciones de capital, se ha multiplicado casi por seis hasta superar los 18.000 millones de euros. Actualmente, sus infraestructuras dan servicio a más de 200 millones de personas en Europa.

Una vez completados los programas de construcción de emplazamientos asociados a las últimas adquisiciones, Cellnex contará con 58.000 torres y nodos de comunicación en el viejo continente .

La compra de Omtel aporta una cartera de ventas futuras contratadas (backlog) de 2.500 millones de euros, para alcanzar los 38.000 millones de euros en vísperas de la expansión de la tecnología 5G que requerirá de una densificación de la red y un despliegue eficiente que, según la empresa, “debería permitir a un operador independiente como Cellnex, plantear una solución atractiva a los operadores móviles tanto desde la perspectiva del coste como de la celeridad de ejecución”.

 

Carlos Ruano

Fundador de Newsbub (Google Partner). Ex redactor jefe de Reuters en España

Compartir